jueves, 26 de diciembre de 2013

6 Medicamentos que repercuten en la salud bucal

Algunos antidepresivos resecan las boca / iStockphoto
Las reacciones secundarias adversas que producen los medicamentos, comienzan a ser un problema serio para la salud pública. Las empresas farmacéuticas están siendo fuertemente criticadas debido al costo beneficio de sus medicamentos, ya que muchos de ellos tienen el gran potencial de hacer más daño que bien. Con respecto a medicamentos, aquí te enlisto 6 de ellos que afectan a la salud oral.
1. Tetraciclinas. Constituyen un grupo de antibióticos de amplio espectro en su actividad antimicrobiana. Son muy frecuentemente usados desde 1953, que se les reconoció su nombre en la farmacopea británica. Sin embargo, el uso de tetraciclinas durante el desarrollo dental, ocasiona manchas permanentes en los dientes. Es durante la segunda mitad del embarazo, lactancia y niños menores de 8 años, que se tiene gran riesgo de pigmentarlos permanentemente. La tetraciclina se adhiere al calcio de huesos y dientes y tiene un efecto oxidante en presencia de la luz (reacción fotoquímica). Lo que ocasiona las manchas por todo el diente. Se debe ser consciente del costo beneficio a largo plazo del uso de este medicamento.
2. Inmunosupresores. Un inmunosupresor es una sustancia química que produce la inmunosupresión del sistema inmunitario. Puede ser exógeno como los fármacos inmunosupresores o endógeno como el cortisol.
Se usan comúnmente para prevenir el rechazo de un órgano trasplantado, en el tratamiento de una enfermedad autoinmune o enfermedades que pueden ser de origen autoinmune, como vasculitis, artritis reumatoide, colitis ulcerosa, psoriasis o lupus eritematoso.
Los efectos secundarios que ocasionan en boca son:
  • Encías crecidas y sangrantes
  • Sensibilidad en la periferia de la boca
  • Retraso en la erupción de los dientes
  • Severas alteraciones en la formación de los dientes, entre otras manifestaciones sistémicas
3. Antirreumáticos (sal de oro). Las sales de oro son comúnmente utilizadas en inyecciones para el tratamiento de la artritis reumatoide, ayudan a disminuir el proceso inflamatorio pero no inducen una curación. Este medicamento puede producir liquen plano (enfermedad inflamatoria que afecta piel y mucosa). En la boca pueden observarse zonas rojas con manchas blancas.

Recomendaciones para curar las aftas

Conocidas popularmente como llagas, las aftas o úlceras bucales son lesiones de color blanco amarillento o grisáceo con borde circular rojo, que aparecen en la boca, lengua, carrillos, paladar o la parte interna del labio. Son muy dolorosas y pueden hacerte pasar un mal momento cuando de comer y hablar se trata.

Se estima que el 80% de la población las ha padecido alguna vez en su vida. Son muy recurrentes pero, por su poca relevancia, han pasado inadvertidas durante mucho tiempo. Es más, con frecuencia se les confunde con fuegos labiales, porque surgen bajo circunstancias similares.
Las aftas se originan por:
  • Estrés.
  • Baja de defensas.
  • Mala alimentación.
  • Periodo menstrual.
  • Falta de vitaminas.
  • Exposición al sol.
  • Irritantes locales: diente rasposo, mordida, prótesis mal pulida, fuerte cepillado o, incluso, una bebida caliente.
Las causas de su aparición no son claras, pero a diferencia del herpes simple, las aftas no son contagiosas.
Moderte al comer puede crear un afta / Foto: iStock
Tratamiento
Anestésico. Independientemente de lo que se haga, las aftas durarán en la boca de una a 2 semanas, según cada persona. Te recomiendo usar anestésicos locales en gel que puedes adquirir fácilmente en la farmacia.
Enjuagues. Algunos remedios caseros como hacer enjuagues de agua con sal o colocar bicarbonato de sodio, han demostrado eficacia en el alivio de este mal.
Para evitar su reaparición
  • Terapias de relajación.
  • Alimentación sana.
  • Vitaminas.
  • Ácido fólico.
  • Higiene bucal cuidadosa pero firme.
Visita a tu odontólogo para revisar si hay algún irritante local en boca que pueda estar detonando la aparición de estas lesiones cuando son muy recurrentes.

¿Qué hacer contra la onicofagia?

Existen técnicas que pueden evitar el morderse las uñas / Foto: Thinkstock
Si bien la cara es el espejo del alma, muchas personas aseguran que las manos son un segundo espejo, porque al momento de conocer a alguien lo primero que vemos después de sus ojos y sonrisa, son las manos.
Casi todo el mundo se ha comido las uñas alguna vez; lo preocupante es cuando se comen de manera compulsiva, durante años.
La onicofagia es el hábito o manía de morderse las uñas. En la mayoría de los casos comienza en la niñez, imitando a los adultos que lo hacen como un medio para calmarse cuando están tensos, frustrados o durante una emoción negativa. Con el tiempo suele surgir con más frecuencia; por ejemplo: al tener las manos desocupadas, sentir aburrimiento, estar pensando en algo, o simplemente tener las manos cerca de la boca.
Durante la adolescencia la onicofagia se agudiza y después de los 18 años suele desaparecer. Cuando no es así, este hábito puede llegar a convertirse en un trastorno compulsivo acompañado de otras conductas obsesivas, como la tricotilomanía (arrancarse el pelo), tics y compulsión sexual.
Causas
Generalmente, la onicofagia es causada por razones psicológicas. La detonan el aburrimiento, nerviosismo, estrés, temor, la ansiedad, baja autoestima, depresión. O bien, por factores externos: problemas económicos, familiares, laborales y de pareja.
Consecuencias
Para muchas personas la onicofagia solo acarrea consecuencias estéticas; no obstante, en los casos más severos, puede provocar problemas de salud.
Contraer enfermedades. Si no hay una buena higiene de las manos, tenemos la posibilidad de contraer alguna infección. También, en los dedos se producen pequeñas heridas que funcionarían como una puerta de entrada para las bacterias.
Paroniquia. Son los uñeros o panadizos. Se muestra como hinchazón y enrojecimiento en la piel de alrededor de la uña, acompañada de lesiones en las cutículas y deformación de las uñas y los dedos.
Problemas dentales y temporo-mandibulares. Desgaste en los dientes, daño al esmalte y malposicion dentaria.
Úlceras e irritación en las encías. Causado por los picos puntiagudos de las uñas que pueden estar contaminados.
Malestar psicológico. Debido a que se sienten avergonzadas del aspecto de sus uñas y a que es visto como algo socialmente indeseable.
Actualmente la Psicología y la Odontología tienen técnicas de modificación de conducta para su tratamiento mediante terapias y el uso de aparatos ortopédicos que impiden llevar a cabo tal hábito, sin embargo también podemos tomar en cuenta:
  • Practicar algún pasatiempo o deporte, evitará el fastidio y te mantendrá ocupado.
  • Evitar tomar productos estimulantes: café, té, refrescos con cafeína, las bebidas alcohólicas, ya que suelen generar ansiedad y nerviosismo.
  • Aplicarse esmaltes especiales que al momento de llevar las uñas a la boca y entrar en contacto con la saliva, despiden un agrio sabor que hace insoportable seguir mordiendo.
  • Si prefieres un remedio casero, frota las uñas con ajo, guindilla, picante, chile, etc.
  • Uso de guantes o tiritas de cinta de curación en las uñas para evitar el mordisqueo.
  • Buscar un sustitutivo rápido y saludable cuando se tengan ganas de morderse las uñas: funciona beber agua, masticar chicle o tomar un aperitivo bajo en calorías.
    Sé paciente y fuerte. La convicción, voluntad y buena actitud serán fundamentales a la hora de ponerle fin a esta mala costumbre.

    viernes, 13 de diciembre de 2013

    Boca de metanfetamina

    El abuso de sustancias afecta tu salud mental y bucal / Foto: Thinkstock
    Las metanfetaminas son drogas que por su fácil elaboración y precio accesible han aumentado su popularidad en algunos países. Además de ser altamente adictivas y producir efectos devastadores en la salud, también han demostrado que dañan la salud bucal.
    El uso de estas drogas altera el sistema nervioso y produce:
    • Taquicardia
    • Hipertensión
    • Náuseas
    • Vómitos
    • Diarrea
    • Hipoxia (sensación de asfixia)
    • Daños neuronales permanentes
    • Descontrol en la flora bucal y proliferación de caries
    Los dientes van perdiendo su color y pasan a un tono oscuro, como si estuvieran enmohecidos y, con el tiempo, las piezas se caen a pedazos, casi como migajas de pan. En muchas ocasiones el daño es irreversible y los dientes deben ser retirados completamente, pues esta afección no es localizada si no rampante (repercute en todos los dientes al mismo tiempo). Tal destrucción es el resultado de una combinación de factores psicológicos y fisiológicos: xerostomía (boca seca), largos periodos sin higiene bucal (12 horas o más), necesidad de bebidas azucaradas, presión alta, rechinamiento dental y algunos accidentes por falta de reflejos motrices. Incluso se ha visto que el pH de la droga ingerida tiene la capacidad de disolver el esmalte dentario.
    Los daños permanentes que pueden ocasionar estas sustancias son:
    • Pérdida de la memoria y disminución de la capacidad para aprender cosas nuevas, además de una notable lentitud mental
    • Actitud violenta como primera reacción sin antes pensar en ello
    • Disminución de la potencia cardiaca, lo cual generaría problemas de desempeño sexual
    • Desnutrición y envejecimiento prematuro por falta del cuidado personal
    • Llagas e infecciones recurrentes en la piel por las inyecciones o simple paranoia de sentir que insectos caminan sobre la piel
    • Los ya mencionados problemas dentales
    Vivir sano es vivir libre de dependencias / Foto: Thinkstock
    Las metanfetaminas producen una dependencia física y psicológica que hacen prácticamenteimposible abandonar su consumo. Entre los síntomas de este síndrome se encuentran: desesperación, nerviosismo, deseos de quitarse la vida, alteración del sueño y de los sueños, dificultad para concentrarse, deseos de recurrir nuevamente a la droga e irritabilidad.
    El abandono de estas drogas requiere de la ayuda profesional para el control de los síntomas y difícilmente un usuario logrará tener éxito por sí solo. Un alto índice de los que lo intentan pierde la vida.

    ¿La profilaxis dental afloja los dientes?

    Los instrumentos odontológicos, si se usan bien, no causan daño a los dientes / Foto: Thinkstock
    La creencia popular dice que al realizarse una limpieza dental, los dientes se aflojan. Incluso, algunas personas evitan ir al dentista por este temor. El origen del mito se debe a que los pacientes que se practican la profilaxis, ya padecen previamente un problema periodontal (enfermedad de encías y hueso), y llegan al consultorio con tanto sarro entre los dientes, que estos se han endurecido y pegado unos con otros.
    La limpieza (profilaxis dental) tiene por objeto remover todas las bacterias, restos de comida, minerales y otros objetos pegados a la superficie del diente, mismos que ocasionan problemas en el organismo.
    Cuando se hace la limpieza, las piezas recuperan su movilidad, lo que pone en evidencia el daño que el paciente traía en la boca. Así, algunos han relacionado la palabra limpieza con dientes flojos.
    El problema radica en la comunicación entre el dentista y la persona. A muchos les da pena preguntar y hay odontólogos que omiten las explicaciones.
    La profilaxis se realiza con instrumentos filosos que cortan el sarro o lo despegan de la superficie del diente. Debo aclarar que por más filo que tengan estos instrumentos, no dañan el esmalte o aflojan la pieza.
    La profilaxis se hace también mediante un ultrasonido o scaler. Para romper el sarro, la punta de acero de este instrumento vibra a velocidad ultrasónica, como si fuera un cincel hidráulico. En manos de un profesional capacitado, estos aparatos no dañan la pieza dentaria, y lo cierto es que todo tratamiento realizado en el consultorio está pensado en el bienestar de tu sonrisa.
    Si hubiera que decidir entre el costo-beneficio de algún tratamiento, el dentista debe informarte sobre los riesgos y qué puedes esperar de la intervención; en tal caso, firmar una hoja que la autorice.

    En el futuro, el arándano podría limpiar tus dientes

    Un poderoso antioxidante / Foto: ThinkstockLas frutas son bien conocidas por sus muchos beneficios para la salud. Y ahora se sabe que algunas de ellasproveen limpieza bucal y estimulan las glándulas salivalesque ayudan a la prevención de caries y enfermedades en las encías.

    Los arándanos que, además de las bondades ya mencionadas, últimamente han causado revuelo en el mundo científico porque sus propiedades, si llegan a sintetizarse en forma adecuada, podrían servir como un poderoso antiséptico bucal.
    Las bien sabidas bondades del arándano incluyen: Combatir infecciones de vías urinarias, reducir el colesterol en la sangre, nejorar enfermedades cardiovasculares, proveer de antioxidantes, generar propiedades contra el cáncer, beneficiar la vista.
    Un estudio reciente de la American Dental Hygienists' Association menciona que los arándanos son ricos en flavonoides, compuestos orgánicos que evitan la adhesión de las bacterias a la superficie dental. Funcionan de la misma manera que en las vías urinarias, con un efecto teflón que evita el acumulo de bacterias y que revierte el proceso tóxico de las mismas.Las bacterias, como el estreptococo mutans, son las encargadas de desmineralizar el esmalte y causan caries y enfermedades de las encías. Con los flavonoides del arándano se podría garantizar una superficie dental libre de esta bacteria.
    Los investigadores están tratando de agregar este compuesto a los productos de higiene bucal, dado que el consumir jugo de arándano embotellado no provee los mismos beneficios,porque contiene azúcar y conservadores que pueden ser dañinos para el tejido dental.
    Se sugiere también no consumir en exceso el jugo o las bayas directamente, por su nivel de pH ácido que puede adelgazar el esmalte, ocasionando susceptibilidad a las caries. ¿Entonces?
    ¿Cómo consumir arándanos?
    Si bien, todavía no existe un dentífrico que contenga la acción anticaries de los arándanos, mientras puedes ir incluyéndolos en tu dieta y absorber indirectamente sus beneficios.
    Salsas. Ponlos a la salsa de jalapeño, de pimientos; a la crema de cebolla o cilantro. Úsalos para acompañar pollo, tofu, atún o cualquier otra carne que se te antoje.
    Panes. Integrarlo a la elaboración de panes como panqueques, bollos pasteles y galletas.
    Además. Yogur, batidos o licuados son algunas de las muchas ideas que puedes descubrir para integrar el arándano a tu dieta, la imaginación es el límite. Recuerda cepillarte los dientes después de cada comida.

    10 consejos para una boca saludable

    Los odontólogos no sólo estamos encargados de los dientes, nuestra área de trabajo es la boca en su totalidad.




    Cuando de tener dientes sanos se trata,  no podemos dejar de lado el cuidado de la boca.
    Aquí  10 consejos prácticos sobre cómo mantener tu boca saludable.
    • Cepilla tus dientes después de cada comida. Con esto evitarás que los restos alimenticios se descompongan, las bacterias se alimenten y que se forme el sarro.
    • Usa hilo dental cada día antes de ir a dormir. Por la noche se incrementa la actividad bacteriana, procura no ir a dormir con la boca sucia, esto puede causar caries en lugares difíciles de tratar.
    • Consume líquidos durante todo el día (agua, té, etc.) El consumir líquidos durante el día, te ayuda a diluir los ácidos que dañan tu esmalte e inflaman tus encías.
    • Los chicles sin azúcar pueden ayudarte. El chicle te ayuda al auto limpieza de los dientes, a producir saliva, a remover placa bacteriana, pero esto no sustituye al cepillado.
    • Consume probióticos. Son microorganismos que ayudan a equilibrar la flora bucal e intestinal, aumentan tus defensas (sistema inmunitario), y no son dañinos para tu organismo. Los puedes encontrar en algunas leches, yogurt, algunos alimentos fermentados o incluso tabletas.
    • Cepilla tu lengua y carrillos. La lengua es uno de los lugares que más bacterias puede albergar, y de las principales causas de mal aliento, cepíllala todos los días junto con tus carrillos.
    • Usa pastillas reveladoras de placa bacteriana. Las pastillas reveladoras te mostrarán los lugares en donde nos estas limpiando de manera adecuada, reforzando tu técnica de cepillado de una manera muy divertida.
    • Limita el uso del enjuague bucal. Te recomiendo limitar su uso para fines de semana o eventos sociales, dado que  el uso prolongado produce un desequilibrio en la flora bucal, además de disminuir el sentido del gusto por algunos alimentos.
    • Escucha tu boca. Ella te grita día con día cuando necesita atención, ya sea con mal aliento, sangrado, dolor, mal sabor, hasta el color cambia cuando hay alguna anomalía.
    • Visita tu odontólogo. Es recomendable visitarnos cada 6 meses, sólo tu odontólogo puede darte la seguridad de que tienes una boca sana.

    martes, 3 de diciembre de 2013

    Masticar un poco de queso neutraliza la acidez....


    Masticar un poco de queso después de consumir alimentos dulces, ayudará a neutralizar el pH de la placa bacteriana y promoverá la restitución del esmalte dental.
    Mejoran la salivación. El queso tiene la propiedad de promover una gran salivación en nuestra boca, que en conjunto con su pH ayuda a nivelar la acidez de la flora bucal, disminuyendo la pérdida de minerales de la superficie dental. Además, los quesos contienen calcio, fósforo magnesio y zinc que mediante la saliva ayudan la remineralización dental, reparando las zonas afectadas por el ácido de las bacterias y ayudando a combatir las caries.

    Morder la tapa de la pluma...por favor no lo hagas..



    Esa manía, aparentemente inofensiva, morder la tapa de la pluma durante las clases o en el trabajo, puede llevar a la erosión dental. Las personas tienen el hábito de morder en la misma región y, por lo tanto, puede producirse un desgaste desigual de los dientes. Además, el uso de la boca fuera de su contexto normal puede generar trastornos de la articulación, provocando dolor en el oído que, en el mediano plazo, puede traer un desequilibrio en la región espina dorsal.

    El palillo de dientes...no!!!


    Después de las comidas, es muy común el uso de un palillo de dientes para eliminar los restos de comida. Sin embargo, muchas personas lo utilizan en la dirección equivocada y no lo saben. Es común que la gente meta el palillo entre los dientes, haciendo una especie de palanca, y termina por hacer compresión de la papila gingival, lo que predispone a que el hueso y la encía se contraigan, además que puede crear movilidad de los dientes. El palillo debe ser utilizado suavemente, se debe pasar suavemente sobre el tejido para eliminar los residuos de la superficie. Limpie hay que usar el hilo dental entre los dientes y no el palillo.

    domingo, 24 de noviembre de 2013

    Dientes muertos, qué son y cómo se blanquean

    Este proceso penetra el diente y agrega blanqueadores / Foto: Thinkstock

    En algunas personas podemos observar que tienen un diente cuyo color amarillento o gris contrasta con los demás. Se trata de dientes no vitales, que han perdido su nervio debido a golpes, irritaciones, tratamientos dentales, etcétera.
    Los dientes oscuros toman su color de la necrosis de las células internas de la pieza: cuando mueren, se ponen de color negro pasando sus pigmentos a través de los tubos dentinarios. Los dientes tienen la capacidad de reflejar el color interno, haciendo más evidente la muerte del nervio.
    Algunos no dan síntomas, simplemente mueren y cambian de color. Muchos otros necesitan endodoncia para retirar el tejido muerto dentro antes de que ocasione problemas o porque ya los ha ocasionado.
    Los túbulos dentarios filtran el color blanco del diente / Foto: odontopedia.info
    Tratamiento
    No funciona el blanqueamiento dental convencional. Todos los blanqueamientos tratan de aclarar el esmalte (capa más superficial del diente) y por más blanco que pueda quedar, siempre habrá una tendencia a tener un color grisáceo. Para las piezas no vitales, existe una alternativa de tratamiento llamado blanqueamiento interno.
    Consiste en la apertura del diente por la parte no visible para encontrar la cámara pulpar (lugar en donde se encontraba el nervio) para colocar agentes blanqueadores y eliminar la causa original de la pigmentación. Funciona por medio de un peróxido que se coloca en la parte interna y que penetra los túbulos dentinarios eliminando todo rastro de nervio muerto. La pieza retoma su color original, y el tono blanco deseado dependerá de los días que se prolongue el tratamiento. Ligeros ajustes pueden realizarse mediante blanqueamientos convencionales después del interno.
    Ventajas
    • Resultados inmediatos al primer día
    • Tratamiento no invasivo
    • Resultados casi permanentes
    • Eliminación de la causa principal
    • Tratamiento 100% estético
    Posibles complicaciones
    • Ligero debilitamiento del diente
    • Reabsorción de las raíces por sobre exposición al blanqueador
    • Interferencia con la adhesión de materiales restauradores a base de resina
    Los blanqueamientos internos son la mejor opción para cambiar el color de un diente no vital; son tratamientos de primera elección antes de optar por cualquier tratamiento protésico como carillas o coronas de porcelana. Además de conservar la integridad del diente, aseguran una anatomía higiénica que evita caries o enfermedades de las encías.
    Consulta a tu odontólogo, para saber más sobre las alternativas de tratamiento en dientes no vitales.

    Los peores usos que puedes darle a tus incisivos

    Son el tejido más duro del cuerpo. Ellos están hechos para soportar fricción, temperatura y presiones extremas: "La mordida promedio de un humano es de 25 kilogramos por centímetro cuadrado". Es decir, prácticamente igual a la presión que ejerce unos alicates o pinzas de tamaño medio, de ahí que, erróneamente, muchos los utilicen como herramientas.
    Han ido evolucionando con el paso del tiempo, permitiéndonos cortar, desgarrar, triturar y moler los alimentos sin ningún esfuerzo. Sin embargo, el hombre ha querido ir un poco más rápido que sus dientes, usándolos para lo que no están preparados; aquí van algunos ejemplos de lo que no debemos hacer con ellos.
    Abrir las bolsas de plástico. ¿Quién no lo ha hecho? Deberíamos anudarlas con menos fuerza o cortar la bolsa con una navaja o tijeras.
    Cortar uñas (comerse las uñas). El hombre ha evolucionado en el diseño de múltiples herramientas, entre éstas el cortaúñas.
    Sostener clavos o agujas. Es un lugar común ver haciendo esto a muchos carpinteros. Mejor meterlos en un bote de plástico, en el bolsillo. Para las costureras: un cojín.
    Pelar cables eléctricos antes de instalarlos. Hábito de los que inician reparaciones en casa.
    Morder cinta adhesiva. Uso que frecuentemente les damos al envolver ese regalo de cumpleaños.
    Destapar frascos, cascanueces, masticar hielo y caramelos macizos.
    Masticar los granos de las palomitas de maíz o la típica piedra del frijol, que se aparece en una desagradable sorpresa al comer.
    Correr pequeños riesgos. Golpes deportivos y cambios extremos de temperatura como el tomar agua fría después de comida muy caliente.
    Es verdad que algunas personas recurren a estos malos hábitos sin sufrir ningún percance, pero no quiere decir que siempre  estarán exentos. Los 25 kilogramos que ejercemos sobre nuestros dientes están perfectamente distribuidos entre las cúspides y fosas de nuestros dientes; una mala aplicación de fuerzas puede resultar en fisuras o su fractura.
    Con el paso de los años, los dientes sufren desgaste y desmineralización que pueden ir debilitándolos, de ahí que  muchas personas acuden al consultorio con fracturas, sorprendidas de la facilidad con la que se rompió. Desde su aparición a partir de los 6 años, los dientes permanentes deben perdurar toda la vida.
    Ellos tienen la capacidad de recuperarse de algunas agresiones como alimentos ácidos, bebidas carbonatadas, alimentos en general, porque la saliva les repone minerales que les ayuda a fortalecerse. También puedes ayudarles utilizando pastas y enjuagues con fluoruro.Acércate a tu odontólogo, él puede darte consejos sobre cómo mantenerlos fuertes y sanos. Te invito a que le des el uso correcto a tus dientes.

    Dar pasión a través de la boca: riesgos

    La práctica de sexo oral sin protección es un factor de riesgo / Foto: Thinkstock
    El virus del papiloma humano es un grupo de diversos virus que afectan la piel y causan verrugas o condilomas en la zona infectada. Este virus es de gran preocupación para los científicos dado que su transmisión es muy simple y a veces de difícil detección. Pasa fácilmente desapercibido, lo que lo hace más transmisible. Se estima que un 75% de la población lo padece o lo padecerá en alguna instancia de su vida.
    Este virus es conocido por ser el causante del cáncer cervical uterino, pero en los últimos años ha resurgido su nombre por causar una incidencia mayor de cáncer en otro lugar: la boca.
    La práctica del sexo oral surge en Estados Unidos como una actitud conservadora para evitar la penetración, lo que provocó el surgimiento de la enfermedad en diferentes áreas del cuerpo.
    EL VPH se ha convertido en el causante del 20% al 50% de los cánceres de garganta, según estudios del instituto catalán de oncología. “El virus se ha transmitido a la boca por la creciente práctica del sexo oral en Estados Unidos y la Unión Europea”, se advierte en esta publicación.
    El tabaco y alcohol son los primeros en la lista de factores de riesgo que, sumado al virus, representan un enorme peligro de desarrollar mutaciones del tracto orofaríngeo (el lugar por donde transitan los alimentos, líquidos y saliva al ser tragados, desde la boca hacia el esófago).
    “Es una enfermedad difícil de combatir”, aseguran los expertos del citado instituto, “dado que no hay una protección que exista contra el contagio de esta enfermedad directamente en la boca”.
    El tratamiento del cáncer oral es quirúrgico y el pronóstico de cura es reservado, puesto que depende directamente del tiempo de su evolución. El diagnóstico temprano es una de las mejores herramientas para combatirlo.
    Debemos tomar consciencia sobre los riesgos que representa la práctica de sexo oral; no solo debe preocuparnos el VPH. Otras infecciones venéreas están a la orden del día. Uno de los mayores enemigos es la desinformación. La educación comienza en casa.

    martes, 19 de noviembre de 2013

    ¿Por qué no puedes percibir tu mal aliento?


    El mal aliento o la halitosis es una enfermedad social que afecta a un gran porcentaje de la población. Todos, en algún momento, hemos padecido de mal aliento, pero hay quienes lo padecen crónico sin saberlo.

    El organismo cuenta con 2 mecanismos reguladores: simpático y parasimpático. El estrés y la excitación desactivan el sistema simpático, que es el encargado de regular las glándulas salivales, ocasionando poca salivación, menos oxígeno, más bacterias y más desechos.

    La saliva tiene varias funciones básicas en el cuidado de la salud bucal:
    Sirve como reguladora de pH de los ácidos, azúcares y otros componentes
    Equilibra la remineralización de las piezas dentarias
    Barrido de desechos
    Tiene acción antimicrobiana
    La saliva está compuesta por 99% de agua, por lo que siempre será recomendable consumirla varias veces al día para ayudar a la saliva y mantenernos hidratados.
    La lengua es causante de un 80% de todas las halitosis, en ella se fermentan compuestos orgánicos como restos de comida, proteínas de desecho y bacterias, que producen sulfuros volátiles fácilmente perceptibles al exhalar.
    El cuerpo humano funciona de tal manera que le impide percibir su propio olor, es un mecanismo de aclimatación del cerebro que filtra los olores para poder percibir los del exterior.
    Formas efectivas de evaluar el mal aliento:
    Exhalar fuertemente sobre las manos y respirar inmediatamente después
    Colocar saliva en la piel y dejarla secar
    Preguntar a alguien de mucha confianza
    Halitómetro (aparato que mide los gases del mal aliento)

    Beneficios de cepillar la lengua:
    Ayuda a la descamación celular
    Prolonga el aliento fresco
    Mejora el sentido del gusto
    Disminuye el riesgo de enfermedades
    Existen algunas alteraciones de la lengua (fisurada y geográfica) que pueden ser causa crónica de mal aliento, y que precisan de cuidados más extensos de la higiene para evitar futuras complicaciones.
    Cabe señalar que el aliento es el resultado del correcto equilibrio entre la flora bucal y un buen estado de salud corporal, una alteración en cualquiera de éstos afecta directamente en la calidad del aliento.

    Visita a tu odontólogo.  http://www.dentisimplant.com/

    Microchip dental


    Un gran problema que se presenta durante los desastres naturales es, y siempre ha sido, la identificación de personas. Es labor de la odontología forense buscar uno por uno para compararlo con la historia clínica dental (odontograma) y así saber de quién tratamos.

    En desastres naturales la identificación puede ser todo un proceso agobiante dado que muchos no cuentan con historia clínica dental y el identificar a una sola persona puede durar meses.
    Científicos de Bélgica han desarrollado un microchip que se implanta sobre los dientes y puede almacenar información importante sobre el paciente:
    Nombre
    Edad
    Domicilio
    Nacionalidad
    Enfermedades
    Alergias
    Datos bancarios o de identidad fiscal

    Se cree que podría sustituir a las credenciales de identificación personal, lo que evitaría el típico problema de pérdida u olvido. Sería también el documento perfecto que podría ser muy útil a la hora de identificar personas en catástrofes.
    El chip funciona de la misma manera que los implantados bajo la piel de animales costosos para su identificación. Una de sus ventajas, es que no necesita de una batería para su lectura y almacenamiento de datos. Funciona a base de ondas de radio que son emitidas por el lector para recopilar la información.
    Los dientes pueden durar cientos de años y el chip puede ser leído inalámbricamente aun después de la muerte o descomposición.
    Mide seis por un milímetro (incluyendo antena) y puede ser implantado de la misma manera que un empaste dental.

    Los usuarios podrían elegir la información que desean incluir en el chip para respetar políticas de privacidad, y la tecnología ya está disponible, solo falta establecer una base de datos universal y que pueda ser utilizada sin perjuicios para el usuario.

    Cambiar la pasta dental por jabón, ¿es posible?


    Hace unos días surgió en las redes sociales una tendencia que sugiere abandonar la pasta dental y sustituirla por jabón; aquí una explicación al respecto.
    Argumentando que es peligrosa y causante de caries, además de asegurar una conspiración de los altos mandos para envenenar a la población y frenar su desarrollo, manteniéndolos con un perfil intelectual bajo, el químico Gerald F. Judd publicó un estudio que encendió la discusión en torno a los dentífricos. Gerald asegura que ni las bacterias ni el azúcar pueden destruir el esmalte dental y que las pastas dentales inhiben la reparación del mismo, además de que al mismo tiempo, envenenan a quienes las usan, porque el fluoruro que contienen no sirve para proteger los dientes, pero sí para intoxicar.
    Aunque explicadas así, sus declaraciones parecen absurdas, lo que yo he podido observar, es que el doctor Judd no está del todo equivocado, pero sus verdades a medias han sido mal interpretadas por los lectores, lo que ha creado pánico por falta de información.

    Aquí algunos comentarios del doctor Judd que deben aclararse:

    “El azúcar y las bacterias no pueden destruir el esmalte dental”
    Esto es totalmente cierto: el azúcar por sí solo no destruye el esmalte dental y las bacterias tampoco pueden hacerlo. Lo que daña los dientes es la combinación de ambos agentes. La famosa bacteria streptococcus mutans se alimenta de los azúcares para producir ácido capaz de disolver la estructura del esmalte (caries).

    “El fluoruro no protege los dientes”
    Totalmente falso. El fluoruro produce una capa en el esmalte llamada fluorapatita que resulta particularmente más resistente al pH ácido de las bacterias. Mientras que la hidroxiapatita del esmalte natural puede resistir un pH de 6.2, la fluorapatita resiste 5.5 (más ácido), según informa este estudio de la American Dental Association.

    “La glicerina de la pasta dental se pega a los dientes, evitando su remineralización”
    Aquí es donde viene la sugerencia de no usar pastas dentales porque contienen glicerina y en vez de eso usar jabón. Lo cierto es que los jabones también están hechos a partir de glicerina, misma que es inocua para la piel humana. El esmalte tiene la capacidad de remineralizar su superficie mediante elementos en la saliva, independientemente del uso de la glicerina.

    “El fluoruro es un veneno y no se debe consumir”
    El fluoruro efectivamente es un veneno mortal si se consume en grandes cantidades, y se han demostrado efectos adversos durante su uso crónico: fluorosis dental (manchas), osteoporosis, disminución del coeficiente intelectual en los niños, hipotiroidismo, artritis, párkinson, etcétera.
    Este hecho es el que pone en pánico a la población, porque no sabemos realmente cuánto fluoruro consumimos. Está bien demostrado que el fluoruro protege el esmalte dental, y es la cantidad ingerida lo que pude preocuparnos.

    Las pastas dentales para adultos no deben ser utilizadas por niños, el fluoruro que viene en ellas está hecho para proteger los dientes mas no debe ingerirse, los niños deben utilizar pasta para su edad con una concentración diferente, por el riesgo de ingestión.
    Según se conoce, el agua potable en América contiene fluoruro en un porcentaje mínimo, lo que nos lleva a la gran controversia de si alguien debe decidir por nosotros el incluir o no fluoruro en el agua. En algunos países europeos se ha eliminado por completo la fluoración del agua, porque ellos han decidido que no se pueden administrar sustancias indiscriminadamente a la población, sin su debido consentimiento.


    Conclusión: El doctor Judd dejó bien claro que el diente es sensible a todo tipo de ácido y que debemos hacer lo posible por evitarlo. Cepillar tus dientes incluso sin pasta dental te ayuda a remover las bacterias que producen ácido en tu boca. Una correcta técnica de cepillado e hilo dental pueden ayudarte a tener unos dientes sanos de por vida.

    viernes, 8 de noviembre de 2013

    Evolución dental: poco a poco perderemos muelas



    Existe una gran controversia desde hace mucho tiempo, cuando el científico Charles Darwin publicó su teoría de la evolución humana. En su momento fue un insulto para la Iglesia y sus creencias, incluso ahora sigue habiendo debates sobre el origen del la vida y del hombre.

    Los años nos han mostrado que las especies de este planeta pueden evolucionar para mejorar y adaptarse a un tipo de vida y condiciones diferentes. El cuerpo humano también tiene la capacidad de realizar adaptaciones inmediatas y a largo plazo, a esto se le llama evolución. Por ejemplo: cuando viajamos a un lugar alto donde hay poco oxígeno, el cuerpo se adapta creando más glóbulos rojos para transportar este elemento. Cuando nos asoleamos, el cuerpo produce más cantidad de melanina: oscurece el color de la piel para protegernos de los rayos solares.

    Los antiguos
    Existen fósiles de cráneos humanos en donde la evolución es claramente visible. Si nos referimos a la evolución que ha tenido nuestra dentadura, podemos encontrar que nuestros antepasados solían tener cuartas molares, una muela más que se encontraba después de la muela del juicio; además, tenían los caninos más filosos para desgarrar la comida.
    En la actualidad, las cuartas molares ya no aparecen, y si lo hacen les llamamos supernumerarias. Lo que ahora son las muelas del juicio (terceras molares) también están comenzando a desaparecer. Las nuevas generaciones de adolecentes comienzan a tener ausencia de las mismas. 
    Ya solo tenemos primera y segunda molar, cuando antes teníamos tercera y cuarta molar; lo que hacía parecer el rostro de aquellos humanos al de un primate.
    En las películas de ciencia ficción, específicamente de extraterrestres, podemos observar que la dentadura es muy pequeña en comparación con el resto de su cara. 
    Esto se debe supuestamente a que esa raza de humanos evolucionados no necesita más las molares debido al alimento que se usará en el futuro, alguno seguramente muy blando.
    Conforme el alimento se va procesando, vamos eliminando la necesidad de masticar cientos de veces con unas muelas enormes para moler el alimento. La evolución es evidente y seguirá pasando: aunque trate de negarse, no se puede luchar contra sí mismo. El instinto está en ti. Solo el más adaptado sobrevive.

    Lengua fisurada, causante del mal aliento


    La lengua es un órgano muscular móvil, que se sitúa en el interior de nuestra boca y es mucho más grande y fuerte de lo que aparenta; nos ayuda con funciones complejas de gusto, habla, deglución y degradación de alimentos.

    Cuando la lengua no es higienizada correctamente puede se causante de mal aliento, de hecho se estima que un 80% de las causas de mal aliento, provienen de ella.

    Existe una alteración benigna de la lengua llamada lengua fisurada, también denominada lengua escrotal o plicata, la cual se caracteriza por presentar fisuras en la lengua de diferente tamaño y profundidad. Se desconoce su causa precisa, pero es comúnmente asociada a herencia y dieta.
    Las lesiones en la lengua no presentan síntomas en su mayoría, y se estima que aproximadamente un 20% de la población las padece.
    Por ser asintomáticas, muchas personas no están consientes de su presencia, y algunos médicos la consideran como una variación de la anatomía normal.
    Sin embargo, la lengua fisurada puede acarrear una serie de problemas de salud que es importante mencionar, porque es una trampa de alimentos y bacterias que se descomponen con toda libertad dentro de esas cavidades.

    Este foco de infección puede ocasionar:
    Mal aliento
    Infecciones de amígdalas
    Infecciones gastrointestinales
    Hongos (candidiasis oral)
    Glositis migratoria o decoloración blanquecina
    Dolor e inflamación en la lengua
    Ardor al consumir cítricos o irritantes

    El chiton sería la clave para blindar tus dientes

    En la odontología moderna existe una incansable búsqueda de biomateriales dentales que nos ayuden a proteger los dientes después de un trauma, un tratamiento dental o para prevenir que sean erosionados y disueltos por las caries.

    En la actualidad contamos con resinas, porcelanas, acrílicos y muchos metales que han sido utilizados durante siglos para restaurar los dientes.
    Sin embargo, a pesar de los beneficios de la tecnología y los avances de la metalurgia, parece ser que no hemos podido encontrar el santo grial de la odontología, y una vieja cucaracha de agua, parece tener la solución.
    El chitón, o cucaracha de agua, es un pequeño molusco que se puede encontrar adherido a las rocas en la orilla de la playa. Desde hace mas de 400 millones de años, este bicho tiene la particularidad de tener dientes de acero para comer las algas de las rocas. Es esta característica lo que ha atraído a los investigadores  para estudiar cómo es que este pequeño molusco puede recubrir sus dientes con un metal llamado magnetita.
    La bioingeniera Lyle Gordon y sus colegas han podido estudiar al chitón mediante instrumentos de precisión manométrica. Ellos descubrieron un gel en el interior de sus dientes a base de fibras de carbohidrato, que sirven como estructura de soporte para alojar iones de carga positiva, como lo son el sodio y el magnesio. Estos a su vez sirven como plantilla para atraer iones de carga negativa como el hierro, y así poder lograr el enchapado metálico de sus dientes.
    Una de las motivaciones de la investigación es que, para elaborar la magnetita, se requieren normalmente de temperatura y presiones extremas, que la cucaracha no utiliza para producir este material.
    El objetivo es descifrar el modelo de crecimiento dental del chitón para aplicarlo a biomateriales dentales o incluso para fabricar otros materiales raros tal vez más valiosos, que no requieran de condiciones extremas para su creación, como el caso de los diamantes.
    Por su sonrisa de metal, esta cucaracha se ha ganado la marca de los dientes más duros del planeta, y se está buscando emular su poder de modelado para elaborar cualquier forma, incluso caprichosa. Los investigadores aseguran que “podría ser una forma revolucionaria para descubrir nuevos materiales”.

    miércoles, 30 de octubre de 2013

    ¿Boca sangrante?, puede ser cáncer de colon

    El único remedio es mejorar la higiene bucal / Foto: Thinkstock

    Los gérmenes en la boca ¿pueden aumentar el riesgo de que tengas cáncer de colon? Este es el foco de dos investigaciones publicadas en agosto en la revista científica Cell Host & Microbe. Ambas se centran en microbios del intestino, conocidos como fusobacterias, que se alojan en la boca, y cómo estimulan reacciones inmunológicas adversas que aceleran el crecimiento de tumores colorrectales, según refiere un comunicado de EurekAlert, el servicio informativo de la Asociación Estadounidense para el Avance de la Ciencia.
    La mejor noticia es que los hallazgos podrían conducir a nuevas estrategias para diagnosticar, prevenir y tratar precozmente esta enfermedad, que representa la segunda causa de muerte por cáncer en los Estados Unidos, según el comunicado mencionado.
    Una nueva perspectiva
    “Las fusobacterias pueden proveernos no solo una nueva manera de agrupar o describir los casos de cáncer de colon sino, sobre todo, una nueva perspectiva sobre adónde dirigir las estrategias para detener el crecimiento y la expansión del tumor”, destaca Wendy Garrett, autora de una de las investigaciones, y miembro de la Escuela de Salud Pública de Harvard y del Instituto de Cáncer Dana-Faber, en el comunicado de EurekAlert.
    Otros estudios habían demostrado cómo las fusobacterias de la boca abundaban en distintos tejidos de pacientes con cáncer de colon pero, hasta el momento, se ignoraba cómo contribuían directamente a la formación de los tumores.
    En el estudio, Garrett y sus colegas hallaron que las fusobacterias prevalecían en los adenomas humanos: tumores benignos que pueden convertirse en malignos con el paso del tiempo. Esto sugería que los microorganismos estaban involucrados en las etapas iniciales de formación del tumor.
    En un modelo en ratones con cáncer colorrectal, los científicos observaron cómo las bacterias aceleraban la constitución de los tumores, por medio de un fenómeno de atracción de células inmunológicas llamadas mieloides, que invaden los tumores y estimulan la respuesta inflamatoria que puede causar cáncer.

    Prevención y control de las manchas dentales



    Las manchas en los dientes se forman por una gran cantidad de causas, y sus significados 
    pueden ser muy variables; algunas van desde caries, malos hábitos, signos de la edad o incluso enfermedad. Existen básicamente 2 tipos de manchas: las de la superficie externa y las que se forman dentro del diente. Descubre aquí qué suele volver amarilla tu sonrisa y cómo puedes evitarlo.

    Las manchas adquiridas o superficiales se forman en la parte externa del diente cuando moléculas de color se adhieren a la superficie del esmalte, siendo casi imposible quitarlas con el cepillado. Las causas más comunes de pigmentación externa son:

    Cigarro. El hollín, alquitrán, y las más de 4500 sustancias tóxicas del cigarro, se adhieren fuertemente al esmalte y la piel de tus dedos, boca y encías para quedar tatuados permanentemente. Las manchas por cigarro son las más difíciles de eliminar mediante blanqueamiento.

    Café. Ha quedado atrás el mito de que el café es malo para los dientes y la salud. El único inconveniente recae en la estética dental, porque sus pigmentos se impregnan fuertemente en el diente, teniendo efectos permanentes si hubiese descuido de la higiene.

    Vino tinto. Este vino tiene una sustancia llamada cromógeno, que pigmenta más rápidamente que cualquier otro vino. Sin embargo, el vino blanco tiene la capacidad de erosionar ligeramente el esmalte dando paso a la adhesión de otros pigmentos.

    Mala higiene. Esto permite a los restos de alimentos y bebidas fijarse a la superficie dental ocasionando manchas y olor desagradables. Cepíllate y pasa el hilo dental antes de irte a la cama; es en la noche cuando tu boca es más vulnerable a las bacterias.

    Pérdida de minerales. Los ácidos que las bacterias desechan, pueden fácilmente disolver el esmalte dental. Este esmalte desmineralizado toma un color blanco que pasa desapercibido por el paciente, y que se vuelve de color café cuando ya es irreversible.


    Gripe, el lugar común que todos olvidamos


    Cuando se nos dice que no lo hagamos, terminamos haciéndolo, como si la psicología inversa fuera nuestro rasgo característico de seres humanos. Por más que se nos repite una advertencia, siempre caemos. Así, es común que se desestimen los lugares comunes. Por eso, no caer en exceso de confianza y darle una repasada al método para prevenir y controlar un ataque de gripe, nunca sobra.

    La gripe es una enfermedad respiratoria aguda y transmisible, provocada por el virus de la influenza, del cual existen tres principales tipos llamados A, B y C, siendo de éstos el tipo A el más frecuente y severo para el ser humano.
    Esta enfermedad es más dañina cuando existe una gran concentración de gente. Una persona enferma puede transmitirla muy rápidamente por vía aérea a todos los demás, a través de las gotas de secreciones respiratorias o de saliva infectada, ya sea por medio de la tos o los estornudos o teniendo contacto con manos o contaminando las superficies lisas.
    Los síntomas comienzan a presentarse entre 48 y 72 horas después de haber sido alguien infectado y duran alrededor de 5 a 7 días.

    Fiebre alta que comienza siendo febrícula (37.5° o 38°) y pasa a ser de 39° o más, debilitando al paciente
    Dolor de cabeza y de garganta.
    Dolores musculares (mialgias) y articulares (artralgias) que suelen aparecer a partir del cuarto o quinto día después de la infección
    Tos generalmente seca que llega a permanecer después de mejorar los otros síntomas de 7 a 10 días más
    Debilidad y cansancio
    Ojos llorosos y con dolor
    Congestión nasal

    El tratamiento médico en la gripe no complicada se enfoca únicamente en los síntomas. Se administran medicamentos antitérmicos para reducir la fiebre, antitusígenos para mejorar la molestia de la tos y analgésicos para mitigar los dolores. Es muy importante que el enfermo guarde reposo y se hidrate bebiendo con dos litros de líquido al día. Los medicamentos antivirales sólo se indican en los casos graves o complicados en los que aparecen expectoraciones purulentas, dolor en tórax, sensación de ahogo o persistencia de la fiebre por más de 5 días.
    La prevención se da mediante la vacuna, la cual ha demostrado tener una gran efectividad y seguridad. Con ella se busca que el cuando el virus llegue a un sujeto susceptible de infección éste tenga una inmunidad importante frente al virus.

    Es importante también realizar la prevención por medio de:
    A) Un adecuado lavado de manos, por lo menos durante 20 segundos siempre que estas se encuentren sucias, antes de comer o de preparar alimentos y después de sonarse la nariz (preferentemente con pañuelos desechables). También hay que cubrirse la boca al estornudar, con un pañuelo o con la parte interna del codo.
    B) Evitar el contacto con personas con gripe, así como aglomeraciones.
    C) Reducir la exposición al humo de tabaco (no fumar).

    martes, 15 de octubre de 2013

    Video: Cómo refrescar tu mal aliento

    Para combatir el mal aliento, también conocido como alitosis, primero debes saber qué lo provoca. Cerca del 80% del mal aliento es provocado por algo en la boca y la forma más común es el mal aliento matutino. Te decimos más en este video. ¡No te lo pierdas!





    Evolución dental: poco a poco perderemos muelas

    En el futuro, los humanos podríamos perder las muelas / Foto: Thinkstock
    Existe una gran controversia desde hace mucho tiempo, cuando el científico Charles Darwin publicó su teoría de la evolución humana. En su momento fue un insulto para la Iglesia y sus creencias, incluso ahora sigue habiendo debates sobre el origen del la vida y del hombre.
    Los años nos han mostrado que las especies de este planeta pueden evolucionar para mejorar y adaptarse a un tipo de vida y condiciones diferentes. El cuerpo humano también tiene la capacidad de realizar adaptaciones inmediatas y a largo plazo, a esto se le llama evolución. Por ejemplo: cuando viajamos a un lugar alto donde hay poco oxígeno, el cuerpo se adapta creando más glóbulos rojos para transportar este elemento. Cuando nos asoleamos, el cuerpo produce más cantidad de melanina: oscurece el color de la piel para protegernos de los rayos solares.
    Los antiguos
    Existen fósiles de cráneos humanos en donde la evolución es claramente visible. Si nos referimos a la evolución que ha tenido nuestra dentadura, podemos encontrar que nuestros antepasados solían tener cuartas molares, una muela más que se encontraba después de la muela del juicio; además, tenían los caninos más filosos para desgarrar la comida.
    En la actualidad, las cuartas molares ya no aparecen, y si lo hacen les llamamos supernumerarias. Lo que ahora son las muelas del juicio (terceras molares) también están comenzando a desaparecer. Las nuevas generaciones de adolecentes comienzan a tener ausencia de las mismas. Ya solo tenemos primera y segunda molar, cuando antes teníamos tercera y cuarta molar; lo que hacía parecer el rostro de aquellos humanos al de un primate.
    En las películas de ciencia ficción, específicamente de extraterrestres, podemos observar que la dentadura es muy pequeña en comparación con el resto de su cara. Esto se debe supuestamente a que esa raza de humanos evolucionados no necesita más las molares debido al alimento que se usará en el futuro, alguno seguramente muy blando.
    Conforme el alimento se va procesando, vamos eliminando la necesidad de masticar cientos de veces con unas muelas enormes para moler el alimento. La evolución es evidente y seguirá pasando: aunque trate de negarse, no se puede luchar contra sí mismo. El instinto está en ti. Solo el más adaptado sobrevive.}

    ¿Por qué no puedes percibir tu mal aliento?

    Nuestro cerebro se encarga de disfrazar el mal aliento / Foto: Thinkstock
    El mal aliento o la halitosis es una enfermedad social que afecta a un gran porcentaje de la población. Todos, en algún momento, hemos padecido de mal aliento, pero hay quienes lo padecen crónico sin saberlo.
    El organismo cuenta con 2 mecanismos reguladores: simpático y parasimpático. El estrés y excitación desactiva el sistema simpático, que es el encargado de regular las glándulas salivales, ocasionando poca salivación, menos oxígeno, más bacterias y más desechos.
    La saliva tiene varias funciones básicas en el cuidado de la salud bucal:
    • Sirve como reguladora de pH de los ácidos, azúcares y otros componentes
    • Equilibra la remineralización de las piezas dentarias
    • Barrido de desechos
    • Tiene acción antimicrobiana
    La saliva está compuesta por 99% de agua, por lo que siempre será recomendable consumirla varias veces al día para ayudar a la saliva y mantenernos hidratados.
    La lengua es causante de un 80% de todas las halitosis, en ella se fermentan compuestos orgánicos como restos de comida, proteínas de desecho y bacterias, que producen sulfuros volátiles fácilmente perceptibles al exhalar.
    El cuerpo humano funciona de tal manera que le impide percibir su propio olor, es un mecanismo de aclimatación del cerebro que filtra los olores para poder percibir los del exterior
    Formas efectivas de evaluar el mal aliento:
    • Exhalar fuertemente sobre las manos y respirar inmediatamente después
    • Colocar saliva en la piel y dejarla secar
    • Preguntar a alguien de mucha confianza
    • Halitómetros (aparato que mide los gases del mal aliento)
    Beneficios de cepillar la lengua
    • Ayuda a la descamación celular
    • Prolonga el aliento fresco
    • Mejora el sentido del gusto
    • Disminuye el riesgo de enfermedades
    Existen algunas alteraciones de la lengua (fisurada y geográfica) que pueden ser causa crónica de mal aliento, y que precisan de cuidados más extensos de la higiene para evitar futuras complicaciones.
    Cabe señalar que el aliento es el resultado del correcto equilibrio entre la flora bucal y un buen estado de salud corporal, una alteración en cualquiera de éstos afecta directamente en la calidad del aliento.
    Visita a tu odontólogo.